Elegir un seguro es como comprar un traje a la medida. Debes tener en cuenta varios factores antes de contratar el que más se ajusta a lo que necesitas. Siendo preciso te voy a mostrar lo que debes saber en Seguros de Autos.

Desde el principio…..

En primer lugar convengamos que un seguro es un contrato que celebramos con una compañía o corredor de seguros que busca protegernos de determinados hechos. Entonces, el seguro adecuado será aquel que nos reduzca la incertidumbre de los efectos causados ante la ocurrencia de algunos eventos. Vamos a un ejemplo.

«Por distraído no freno a tiempo en una detención y choco al vehículo de adelante». La incertidumbre es no saber con certeza si algún día tendré un accidente, y de suceder qué debo hacer y qué consecuencias habrá que afrontar.

Elementos que componen un Seguro

En primer lugar, el choque es el hecho conocido como el Siniestro, y la persona protegida será el Asegurado.

Una compañía de seguros será quien se haga cargo de las consecuencias del accidente y te dirá que hacer en caso que ocurra. A esto se le identifica como Cobertura del Seguro. Conceptualmente lo que sucede es que el riesgo se lo traspasas a la compañía de seguros y ella será quien afronte los gastos.

En el contrato también quedará establecido el tiempo que durará la cobertura que la compañía te está otorgando. A ese tiempo se le conoce como Vigencia del Seguro.

La compañía de seguros entonces te vende una Cobertura y una Vigencia a cambio de la protección que buscas. El valor de esto es la Prima del Seguro.

Por último, debemos conocer que el traspaso del riego a la compañía de seguros puede ser total o parcial. Será total si la compañía de seguros por si sola enfrenta el costo completo del siniestro; por el contrario si una parte del riesgo la enfrenta el asegurado implicará que éste debe pagar una parte del siniestro. A ese monto se le conoce como Deducible.

Listo!!!. Llegado a este punto ya conoces las partes fundamentales de un seguro. Ten en cuenta que de su combinación nacen los diferentes tipos de seguros que existen en el mercado.

Tipos de Seguros

Los seguros de automóviles se distinguen según su cobertura; y son fundamentalmente tres:

  • Responsabilidad civil
  • Responsabilidad civil ampliada
  • Todo riesgo
Seguro de Responsabilidad Civil

Este tipo de seguro sólo incluye la cobertura de daño causados sobre personas. En muchos países es obligatorio tener uno, y existen para proteger a peatones y otros automovilistas ante daños físicos producidos por conductores que no tienen la capacidad económica de pagar por estos perjuicios. No se confundan, este seguro NO CUBRE los daños de tu auto u otros elementos materiales propios o de terceros.

Seguro de Responsabilidad Ampliada

La cobertura de este seguro incluye la Responsabilidad Civil y la de Daños materiales de propiedad de terceros como otros vehículos, alumbrado público, casas, etc.

Este seguro es muy conveniente cuando, al menos, quieres estar cubierto ante daños que puedes causarle a otros. Los daños propios correrán por tu cuenta.

Algunos seguros también podrían proteger tu vida en caso de muerte accidental y tu auto por pérdida total.

No olvides revisar los límites de indemnización indicados en la póliza. Me refiero a cuanto dinero máximo se compromete la compañía a pagar por cada siniestro y fíjate si también hay un máximo anual. Lo importante es que esos valores te den tranquilidad de estar cubierto ante este riesgo.

Contratar este seguro no te libera de contratar el seguro de Responsabilidad Civil obligatorio, porque mas bien complementa la cobertura básica del seguro anterior.

Seguro Todo Riesgo

Este es el seguro con mayor cobertura, ya que adicional a lo incluido en el de Responsabilidad Ampliada, considera también protección por vandalismo, incendio, robo, hurto, desastres naturales, etc. Este seguro cubre daños en personas y elementos materiales sean del asegurado o de terceros.

¿Qué son las Asistencias?

Las asistencias son servicios complementarios al seguro, esto es, por contratar un seguro tienes derecho a utilizar ciertos servicios una cantidad de veces establecidas en la póliza. Estos servicios pueden ser:

  • Servicio de grúa.
  • Estadía y desplazamiento en caso que el auto quede inmovilizado o que te lo hayan robado.
  • Auto de reemplazo, significa que te arrendarán otro auto a precio muy preferencial en el caso que el tuyo esté en reparaciones por causa de un siniestro.
  • Conductor de reemplazo, en el caso que tú estés incapacitado para conducir
  • Servicio de mecánica ante desperfectos simples, como por ejemplo auxilio por quedarte sin batería y tu auto no arranca.
  • éstos son sólo los más comunes

Sabes que son las exclusiones?

Son aquellas situaciones que habiendo sido causantes de un siniestro, el seguro no otorga cobertura. En otras palabras, si te ocurre un accidente por alguna de estas causas, el seguro no pagará por los daños. Las exclusiones que se encuentran en casi todas las pólizas son las siguientes:

  • Los siniestros ocasionados por familiares o conocidos del asegurado como consecuencia del robo, hurto o uso no autorizado del vehículo. Esto quiere decir que si alguno de ellos por evitar un robo causan destrozos, estos no están incluidos en la cobertura del seguro.
  • Los daños experimentados por el vehículo asegurado o causados por éste cuando su conductor ha huido o abandonado el lugar del accidente.
  • Los siniestros cuando la causa que origine los daños o pérdidas sea un delito del cual resulten ser responsables el asegurado o el conductor.
Cuidado si lo tuyo es la adrenalina…..
  • Los siniestros ocurridos mientras el vehículo asegurado esté siendo destinado a un fin diferente al declarado al contratar el seguro. Por ejemplo, si tu vehículo es un 4×4 y tienes un volcamiento en las dunas, esto no estaría incluido si al contratar no mencionaste que utilizabas tu todoterreno para estos fines.
  • Los siniestros que experimente o provoque el vehículo asegurado cuando participe en apuestas, desafíos, carreras o concursos de cualquier naturaleza o en las pruebas preparatorias para tales eventos o cuando el vehículo sea modificado en su cilindrada o potencia.
Las drogas y el alcohol
  • Los daños que experimente el vehículo asegurado o que sean causados por éste cuando:
    • sea conducido por una persona bajo la influencia de cualquier droga que produzca efectos desinhibidores, alucinógenos o somníferos.
    • siendo el conductor sometido al momento del accidente, a un examen de medición del alcohol, previsto en las normas legales o reglamentarias, éste arroje un resultado que la ley tipifique como «estado de ebriedad».
    • el conductor, requerido al efecto por la autoridad competente, injustificadamente se hubiere negado o resistido a la práctica de cualquier examen que sirva para determinar la cantidad de alcohol o drogas en su organismo.

Enfrentando una pérdida total

Si es el caso que tu auto fue declarado como perdida total, es decir, el valor de reparación era igual o superaba el 75% de su valor comercial, entonces la compañía te indemnizará por lo que está comprometida.

No dejes que esta importante condición comercial quede a tu imaginación al momento de contratar el seguro, es decir, pensar que a todo evento te devolverán un auto nuevo.

Si el auto asegurado es nuevo y tiene menos de un año de uso, probablemente te reembolsen un auto nuevo.

En caso que tu auto no sea nuevo, seguramente la compañía te pagará el total o una parte de el, de acuerdo a su valor comercial. Este se calcula a partir del precio que están publicados autos similares al tuyo en prensa o sitios web dedicados a la venta de autos.

Sin sorpresas

Es muy importante que tengas en cuenta que cuando te enfrentas a una indemnización por pérdida total deberás pagar la póliza completa. Por lo tanto, las cuotas que te faltan por pagar la compañía te las descontará de la indemnización que recibirás. Esta clausula está en prácticamente todos los seguros de autos, por lo tanto no te extrañes de ella.

Cotiza y busca la mejor relación de precio y cobertura

Iniciamos esta publicación mencionando que los seguros son como un traje a la medida, por tanto, el mismo seguro no necesariamente se ajusta perfectamente en distintas personas. Sin embargo, podemos indicar ciertos consejos que podrías ser útiles:

  • Si tu auto es nuevo se recomienda un seguro Todo Riesgo.
  • Puedes bajar el valor de un seguro Todo Riesgo contratándolo con un deducible alto.
  • El punto anterior se complementa muy bien si tu historia de conductor tiene pocos accidentes.
  • Existen modelos de autos que son más caros de asegurar, sobre todo si se complementa con la juventud de su dueño. Ocurre normalmente con versiones más deportivas en algunas marcas.

¿A quien reclamar por un seguro?

Si leíste bien las condiciones de tu seguro y consideras que la respuesta de la compañía no se ajusta a su obligación, puedes solicitar nuevamente la revisión de tu caso. Si luego de esto aún no quedas conforme, puedes recurrir al regulador del mercado de seguros de tu país. Siempre tendrás el derecho a que te expliquen claramente por qué no te están dando la razón, y puede ocurrir también que en el camino la compañía corrija la decisión a tu favor.

Categorías: Uncategorized

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *